01 diciembre 2010

Seguridad en las reuniones de escalada.

La era digital del 1 y el 0 trae consigo nuevas herramientas, muy útiles todas ellas, siempre que seamos conscientes de su utilización.


Con el avance de las telecomunicaciones, y más concretamente gracias a internet, estar informado es mucho más sencillo.

Siempre se escucha a alguien decir "tened cuidado con internet, que puede ser peligroso" y es cierto, en internet puede escribir cualquier persona (hasta yo) entienda o no sobre lo que está escribiendo. Y es así como nuestro sentido común y formación pasa a tener un papel mucho más relevante aún... ¡hay que estar alerta!

Este artículo pertenece al blog NEVER STOP DANCING TO THE ELECTRO BOOGIE y me parece muy interesante todo lo que plantea con respecto a las reuniones bloqueadas.

¿SON PELIGROSAS?

En innumerables publicaciones veremos ejemplos recomendados de reuniones bloqueadas, pero sin embargo, desde este blog nos plantean otro punto de vista.

Recientemente también se están publicando por parte de la prestigiosa fábrica de material DMM, algunos artículos relativos a las limitaciones de las cintas DYNEMA y SPECTRA para su utilización en reuniones. De momento dejo el artículo del blog mencionado.


De un tiempo a esta parte se lee en los típicos artículos sobre técnica, algunos de ellos más técnicos que prácticos, explicaciones sobre reuniones con el nudo bloqueado. Es el caso del informe sobre reuniones sacado en la foto sin permiso de la revista Campo Base que podeis consultar entero pinchando aquí. Menda no tengo nada contra esta o cualquier otra revista con interesantísimos artículos sobre técnica pero, aviso a navegantes, algunas de las historias narradas y experimentadas en el laboratorio pueden salirle rana al consumidor que las consuma en plena tapia.

Es el caso de las reuniones conel "triángulo de fuerza bloqueado a dos y tres puntos". Léanme aunque sólo sea perdiendo un minuto de su preciado tiempo y verán el porqué de tales opiniones. El triángulo sirve para distribuir de forma equitativa la carga de una eventual caída sobre la reunión entre los distintos seguros que la componen. Díficil es arrancar una reunión, incluso si la fuerza de choque va directa al dichoso triángulo. Fácil es, en cambio, que el triángulo termine trabajando a un lado o otro modificándose, por tanto, los ángulos de la driza que lo forma, la cual trabaja libremente siempre que no esté bloqueda por un nudo. Con el nudito de las fotos, el triángulo puede no valer para nada y que sólo alguno de los seguros que componen la reu tenga que aguantar la sacudida de una caída.

Sucede poco, dirán, pero de hecho las reuniones de varios seguros están pensadas para contrarestar situaciones que suceden pocas veces o nunca.
Imagínense sus señorías la siguiente batallita. Va el de primero y se pega un talegazo sin previo aviso en el octavo largo de la vía Borinot, en el Serrat del Moro. Estaba, el tío, forzándola en libre, chapando sólo el par de pitones que debe haber ahí, de modo que el talegazo es significativo. El compañero en la erre cuelga de dos pitones y una cabeza de buril. La sacudida le levanta de golpe hacia arriba porqué uno de esos dos pitones en medio del largo aguanta la caída. Sale disparado aunque con el reverso en el aro del arnés retiene perfectamente la cuerda. El salto proyectado por culpa del saque del primero de cuerda se lo lleva hacia la izquierda, pues el amigo ha caído por ahí, siguiendo la fisura que te lleva hacía la izquierda.

En el triángulo, el compi había hecho caso de alguno de esos dichosos artículos antes mencionados, habiéndolo anudado para bloquearlo, pues como le decían en la revista de turno, la reu la formaban seguros precarios. Oh, Diós! exclama mientras revienta la cabeza de buril de más a la derecha... Peta porqué es el único seguro que ha recibido el golpe del saque, ya que el triángulo no ha podido repartir equitativamente la fuerza del saque por estar anudado.

Pasa poco. O no pasa nunca. Pero, ¿cuántos pasos protegemos sin que "nunca" pase nada?

Vayan al loro, pués, y no se dejen llevar por los dibujitos ni los experimentos de laboratorio sin echarles un buen y detenido vistazo antes.






3 comentarios:

Rodrigo dijo...

Para mi tanto bloquear un triangulo como no hacerlo tiene sus pros y sus contras. En ocasiones montas una reu con tres cacharros -por decir un numero- pero uno de ellos es de muy dudosa resistencia, yo en esas situación no dudo, prefiero bloquearlo. Imagínate que estas echando el peso en la reu y con el trajín, el seguro cutre se sale sin estar el triangulo bloqueado. ¡Menudo susto!

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo creo que también hay otras alternativas a un triángulo bloqueado o uno sin bloquear. Los equalette, por ejemplo, son unas reuniones que pueden resultar muy interesantes de montar en ocasiones.

Javi L.

Iñaki dijo...

Hola, llevo tiempo utilizando los triangulos de fuerzas para las reuniones, y he probado de todo, pero lo que mas me ha convencido es el equalette, pero no el que viene en algunos libros sobre reuniones y anclajes, sino uno que nos enseñó Tente Lagunilla, este es el enlace: http://www.arasdelcielo.com/tente/tecnica.php
lo heprobado desde junio y me gusta, es cómodo, rapido de poner, facil de ajustar, y es semi-bloqueado, o semi-ecualizable. estan investigando sobre el reparto de fuerzas, y los resultados estan siendo muy buenos para este nuevo invento.
un saludo.