16 septiembre 2005

Escalada de Placer

¿ESTARÁ GOZANDO ESTE BUEN HOMBRE DE LA ESCALADA?


¿SERÁ ESTO ESCALADA DE PLACER?
(Se aceptan comentarios)



JURGEN no nos mola nada tu rollito
asi que ... de momento vete entrando a por uvas.
¡Proximamente!

(Una nueva manera de gozar de nuestras montañas)
TEXTO EXTRAIDO DE LA FEDME (www.fedme.es)
· El concepto de escalar por placer
Una entrevista con Jürg von Känel más una introducción de "Die Alpen" 4/1998", la revista del Club Alpino Suizo. El editor agradece que, tanto el Club como Jürg von Känel, hayan accedido en la reimpresión de este artículo, abreviado por el mismo editor.
La "escalada por placer"* se ha convertido en todo un concepto, por lo menos en Suiza. Otros países, como por ejemplo Francia, también cuentan últimamente con algunas zonas de escalada con equipos fijos que cumplen con los "criterios de placer". Cada vez son más populares y atraen a la mayoría de mujeres y hombres escaladores, a quienes gusta disfrutar sin preocupaciones del deporte de escalar en plena naturaleza. Este tipo de escalada suple la necesidad de un deporte de masas y, sin lugar a dudas, su popularidad irá con el tiempo en aumento.
Diferentes puntos de vista
Es exactamente este tipo de popularidad "generalizada" de escalada segura, lo que ha provocado que sus detractores salten al ruedo. Se lamentan, en parte con argumentos propios de la antigua filosofía alpina "heroica" de tiempos pasados, que escalar se han convertido en "un deporte popular estándar para toda la familia".
Desde este punto de vista y desde el punto de vista de la seguridad, las rutas acondicionadas se convertirán indiscutiblemente en un pecado para la ética de la montaña, mientras que el uso de material de seguridad y pernos, en un instrumento en favor de los intereses turísticos y de las empresas que se dedican a los deportes de escalada, incluso en un riesgo para el medio ambiente.
Jürg von Känel, fundador del concepto de placer
Jürg von Känel es guía de montaña y autor de diversas guías. Ha realizado primeros ascensos en un tiempo récord. Además, ha sido uno de los primeros en constatar el interés creciente por los deportes de escalada y por tanto, la necesidad de crear áreas de escalada específicas para los adeptos a la escalada por placer. Al margen de sus selectivas guías de escalada, ha desarrollado nuevas rutas para quienes escalan por placer y ha ayudado en el acondicionamiento de otras muchas rutas. El éxito de sus guías y el interés creciente de los escaladores por este tipo de rutas, son un claro ejemplo de la enorme popularidad de que gozan las zonas aptas para la escalada por placer que presenta en sus libros. Por otro lado, hay una tendencia general a escalar cada vez menos las rutas mal equipadas, lo que podría considerarse como una "votación con el pie".
*La escalada por placer hace referencia a las rutas que cumplen con determinados criterios, aunque la definición de este tipo de escalada no sea muy precisa. Son rutas bien acondicionadas que cuentan con puntos de seguridad fijos (casi siempre pernos), por lo que los métodos de seguridad adicionales son raramente necesarios. Normalmente son de roca sólida y el grado de dificultad es entre bajo y medio.
_____Conversación con Jürg von Känel_____
La demanda de escalada por placer
ALPEN: En la introducción ya hemos visto el significado del término escalar por placer. ¿Cuáles son las demandas de los hombres y las mujeres que practican este tipo de escalada en cuanto al equipo y, más concretamente, en cuanto a la seguridad?
JvK: Las demandas han aumentado estos últimos años. Pero esto no quiere decir que los escaladores exijan un mayor número de puntos de protección fijos, sino que guarda relación con la forma de instalar estos puntos y el nivel de seguridad que proporcionan. La gente quiere pernos situados a distancias regulares, acordes con el grado de dificultad de la ruta, y dispuestos con el objetivo de evitar el riesgo de posibles daños en caso de caída. Por último, deben ser fáciles de sujetar (incluso para las personas de poca estatura) y no deben tirar innecesariamente de las cuerdas.
La escalada por placer: su importancia en cifras y en concepto de aventura
ALPEN: ¿Dispone de alguna cifra estimativa de los escaladores que escalan por placer y prefieren rutas completamente equipadas, con respecto a los escaladores que van en busca de aventura y prefieren correr riesgos o incluso los buscan?
JvK: Las rutas mal equipadas o de forma inadecuada se escalan cada vez menos, o incluso ya no se han vuelto a escalar, mientras que, por otro lado, las zonas de escalada por placer son muy populares. Esto nos lleva a la conclusión de que el grado de placer que comparten los escaladores es muy importante. En los niveles altos prácticamente sólo se encuentran rutas perfectamente equipadas, de lo que deduzco que entre el 90 y el 95% de los escaladores prefieren las rutas bien acondicionadas. Y no me refiero necesariamente a los viajes organizados para escalar (sobretodo los viajes combinados).
Si de lo que hablamos es de buscar "aventura", debemos tener en cuenta que este término puede definirse e interpretarse de diferentes formas. Algunos consideran una aventura apasionante el hecho de escalar a una distancia de dos metros desde el último perno; mientras que para otros, por mucho que escalen una columna de hielo inestable o una estalactita colgante insegura no lo consideraran el último grito en "aventuras emocionantes".
Supongo que la mayoría de los que escalan por placer están dispuestos a experimentar algo de aventura, siempre que implique un riesgo calculado, pero que no aceptarían conscientemente el riesgo de hacerse daño o exponerse a una situación de riesgo para su vida. Y estas situaciones pueden surgir fácilmente en una ruta que no está correctamente protegida.
Las críticas
ALPEN: A menudo surgen opiniones en contra de la evolución de la escalada por placer y por diferentes motivos. Las críticas proceden de los escaladores "amigos de la adrenalina" que van en busca de aventura y para los que, en su opinión, las rutas deberían contar con las mínimas protecciones fijas. Alegan consideraciones de carácter ético y consideran en cierta manera a los que escalan por placer como "lisiados mentales". También son los defensores de argumentos medioambientales. Su principal interés parece consistir no sólo en impedir que crezca el número de los que practican la escalada por placer, sino en disminuirlo.
¿Qué opina de estas críticas y cuán relistas son sus demandas desde su punto de vista?
JvK: Los escaladores radicales son poco críticos. Se identifican por apreciar un grado de protección óptimo, de otro modo el deporte de escalada no hubiera jamás conseguido el nivel de popularidad actual. Unos pocos "intrusos" parecen ser la excepción. Quieren mantener el montañismo y las áreas de escalada para ellos solos y les gustaría compartir las montañas sólo con aquellos que comparten sus mismas ideas de "aventura". Mediante la táctica de concentrar en determinadas zonas a los que escalan por placer, pretenden mantener sus cotos de caza para ellos solos.
Al mismo tiempo, y sobretodo en Alemania, son los defensores del montañismo conservador que está en contra de una protección adecuada de las rutas. Mientras todas las partes se esfuerzan sobremanera por romper los viejos pitones, critican el concepto de protección de Suiza, que catalogan de excesivo e innecesario, mientras que por otro lado discuten largo y tendido sobre cómo acondicionar el equipo fijo en Austria. Esta forma de adoptar posiciones estratégicas, basadas principalmente en la propia "ética", siempre ha existido en el montañismo con argumentos similares: primero el uso de pitones, luego los pernos y por último el enfrentamiento entre las diferentes modalidades de deportes de escalada.
Algunos no toleran una protección correcta con equipo fijo, ya que se consideran a sí mismos como los máximos exponentes del "auténtico montañismo".
En cuanto a los razonamientos medioambientales los considero temas cuestionables. Tan sólo aquellos que gozan de la naturaleza, son capaces de experimentar su belleza y desarrollar sensibilidad al respecto. Nadie que no conozca la naturaleza se encargará de protegerla. A veces, uno tiene la sensación de que los problemas medioambientales se utilizan como excusa para dificultar a los que tienen una visión de la aventura menos elitista, el acceso al montañismo y a la escalada. Excluir a los que escalan por placer para que las montañas vuelvan a pertenecernos, me parece un punto de vista más bien egoísta. Pero si con ello se consiguiera ayudar a las zonas montañosas, sería conveniente planteárselo seriamente.
El camino despreocupado a la cima
ALPEN: Los rocódromos indoor son cada vez más populares. El número de personas que aprende a escalar en estas paredes y, que por lo tanto, no se familiariza con el uso de métodos de protección, como los friends, cuerdas, pitones, etc., es cada vez más importante ¿Qué opina al respecto?
JvK: El hecho de no tener que llevar consigo ningún tipo de protección móvil es lo que permite el camino despreocupado a la cima: el placer de la experiencia consiste en escalar sin friends ni mochila. Para utilizar este tipo de métodos de protección se necesita experiencia y, aún así, jamás ofrecen el mismo nivel de seguridad que una ruta equipada con pernos.
Una ruta acondicionada con equipo fijo ofrece a un principiante la oportunidad de concentrarse por completo en sus movimientos. Más adelante, cuando haya adquirido un mejor sentido de la seguridad, probablemente querrá aprender cómo protegerse mejor por sus propios medios. Este tipo de rutas siempre existirá. En un futuro próximo, las guías de escalada por placer incluirán rutas que permitan aprender los métodos de protección desmontables adicionales. Sería interesante descubrir si existe en la actualidad una demanda real para este tipo de información.
Última pregunta
ALPEN: ¿Le gustaría añadir alguna pregunta a esta entrevista o comentar algún aspecto en concreto que le gustaría enfatizar?
JvK: Por supuesto, una entrevista no puede abarcar todos los puntos de vista. Todavía quedan muchas cosas pendientes que comentar, que diferenciar o que relacionar. En resumen, tengo la impresión de que los defensores de la escalada por placer, que proporciona cada vez más placer a un número creciente de personas, no gozan de voz propia. Se presta demasiada atención a las cuestiones relacionadas con el equipo fijo y se dejan de lado las necesidades de las personas. La enorme popularidad de las zonas de escalada por placer es una prueba de que una vasta mayoría busca disfrutar de una experiencia de escalada en rutas seguras y dotadas de equipo fijo.

No hay comentarios: