08 marzo 2010

La línea verde, C2+/C3



Material Utilizado en la primera repetición sin maza:

Fisureros del 1 al 3 repetido.

Microempotradores repetidos.

Cintajos

CamHook

CliffHanger

15 cintas.




Corta vía de artificial muy técnico que discurre por fisuras expansivas e irregulares. El emplazamiento del material requiere de paciencia y atino. Hasta 5 gancheos hicieron falta para superar los tramos más delicados.


Primera repetición de la vía



La vía comienza en un desplome, surcando una fisura fina, expansiva (se abre) y de bordes irregulares. Según vamos ganando altura, la fisura se hace más fina y difícil de proteger hasta llegar a una travesía a la izquierda de difícil protección.


Sección de micros y uñas



Cuenta con 1 parabolt con mosquetón de seguro como descuelgue. En este punto es posible salir en libre por travesía sencilla pero expuesta, o bajar al suelo.



Breve historia de la apertura

Los protas de esta historia son José Tomás “el Punki” y Aitor, y da comienzo en enero de 2006. La apertura comienza con susto, al saltar el seguro donde estaba subido el Punki y quedarse a poco del suelo. Es entonces cuando coge el relevo Aitor, y quien con bastante destreza consigue llegar hasta poco antes del comienzo de una marcada travesía a izquierdas, lugar donde consigue colocar un clavo y bajar. Es tarde y no cuentan con el material adecuado para poder continuar en una vía que se hacía más complicada por momentos.



Una vez mentalizados y con las pilas cargadas, vuelven a darle un tiento. El Punki nuevamente de primero. Subiendo por el material dejado, consigue llegar hasta el clavo que emplazó Aitor para bajar. Continúa por la travesía, pero cuando estaba terminando de colocar una “uve”, el fisurero del que colgaba saltó, proporcionándole un nuevo y generoso vuelo. Suficiente para volver a echar abajo los ánimos de ambos ante una vía que poco a poco iba mostrando su verdadera cara.


Pero con el paso del tiempo, vuelven las energías perdidas y las ilusiones de completar una apertura que se vuelve cuanto menos… esquiva. Esta vez les acompañaría “el Pany” para hacer fotografías, y llevan consigo una máquina para poder meter un parabolt al final de la travesía.

Comienza Aitor la escalada, y cuando llega al clavo que había conseguido medio meter “el Punki” lo lacea con un nudo de alondra. No es que quedase muy bien, por lo que se apresura a continuar la escalada por una travesía mediante micro fisureros hasta llegar al final de la travesía. Colgado de un micro en una laja expandig, comienza a colocar el parabolt desde el que se descolgaría. Les anochece, por lo que optan por dejar todo el material en la vía y volver otro día.


Y otro día vuelven, pero ahora con A. Porras. Logran convencerle no sólo de subir la vía por el material que había ya puesto, sino que además le sugieren que se haga la sencilla pero expuesta salida en libre que hay desde el parabolt hasta arriba por unas lajas crujientes. ¡Lo hizo!

Aitor recogió el material de segundo y dio por concluida esta aventura.



- Sin maza -


CliffHanger de Black Diamond trabajando en torsión durante la travesía.






Fisura al poco de iniciar la vía. Micro HB del 0





CamHook, Micro offSet HB y CliffHanger.




Jumareando la vía para recuperar el material.




Cerca del final de la vía, sobre un gancho.



Primeros pasos desplomados de la vía. Sobre fisureros.






CÓMO LLEGAR


Desde el pueblo de Manzanares el Real, nos dirigimos en dirección a la ermita de Peña sacra. Dejaremos el asfalto para continuar por un camino de tierra y antes de llegar a la ermita, a la altura de unos chalets, podemos aparcar el coche. Aquí tomamos como referencia las placas de granito que quedan situadas por encima del canto del bolo (Un bloque muy grande de forma redondeada con varias buriladas a su alrededor) que se encuentra dentro de una finca particular.

(Vista desde el "canto del bolo" del risco donde podremos encontrar "la línea verde")

Si se decide atravesar por la finca, hay que tener muchísimo cuidado y respeto hacia la finca y su ganado. Una vez llegamos a las placas hay dos opciones: la primera es antes de llegar atravesar por una repisita hacia la derecha que nos conduce hacia un pequeño encajonamiento, o bien llegar al pie de las placas (hay unas vías de escalada deportiva) y atravesar por una especie de túnel que hacen las rocas a mano derecha, el resultado es el mismo, salimos a la altura de un pino americano y vamos buscando el camino más lógico entre bloques y zarzas.

(Vista desde "la línea verde" de la pradera y del canto del bolo)



Pasamos entre medias de una encina y ganamos como un pequeño colladito, y una vez en éste la vía es ya visible, sólo queda descender un poco a buscar la canal de acceso al risco. De nuevo tenemos dos opciones: a la izquierda por una placa canalizo, o buscando un poco más a la derecha de la canal el paso, que es más fácil.





No hay comentarios: