24 mayo 2007

Historia de los Empotradores (Part III)




En Estados Unidos, Royal Robbins, armado con un nuevo set de cuñas empotrables compradas en la tienda de Llanberis de Joe Brown, en 1966, se dedicaba a promulgar una nueva fe de escalar rutas difíciles con el uso exclusivo de estos empotradotes. Con su esposa Liz, realizó dos primeras ascensiones en este nuevo estilo, en 1967: “Boulderfield Gorge” y “Nutcracker”. Nutcracker fue la que realmente puso de moda los empotradores, mostrando lo que se podía lograr con el uso de estos nuevos aparatos, y puso bastante presión moral sobre la comunidad escaladora para hacerle seguir el ejemplo. Además, Royal escribió varios artículos influyentes en revistas como “Summit”, como el famoso “Nuts to You”, en 1967, o “Preserving the Cracks”(No deteriorar las fisuras), compilado por Tom Frost en 1972 en el American Alpine Journal.


El repetido uso de las clavijas duras de acero estaba dañando en exceso, y de un modo irreversible, muchas de las fisuras de Yosemite. Los Nuts venidos del otro lado del Atlántico ofrecían la posibilidad de realizar ascensiones menos traumáticas, y permitían, potencialmente, una nueva ética más limpia para aquellos escenarios. Doug Robinson trató el tema con mayor atención en el catálogo de materiales de Chouinard de 1972, en el magnífico artículo “The Whole Natural Art of Protection”. Yvon Chouinard era, quizá, el mayor fabricante de clavijas americano de la época, y aun así realizó la segunda ascensión limpia de la “Nutcracker”, junto a Royal Robbins.




Chouinard Regular Hexentrics




En 1971 Chouinard lanzó al mercado los primeros “Regular Hexentric”, inventados por él y Tom Frost. Unos hexágonos muy mejorados, que seguían siendo simétricos y que no permitían más de tres tipos de colocaciones. Pero la auténtica revolución llegó en 1974 con los “Polycentric Hexentric”, que en aquel momento daban cuatro opciones diferentes de empotramiento. Un noruego llamado Tomas Carlström había dado la idea al equipo de Chouinard-Frost, poco antes. En su intento de copiar los Hexentrics simétricos de Chouinard, Tomas Carlström había tomado dos hexágonos Clog y los había torneado de nuevo. Pero, en principio, la falta de precisión que demostraron no le acababa de convencer. Entonces…eureka!, Yvon descubrió que trabajaban en una posición mas que los originales Chouinard Hexentrics.



Stoppers



En 1972 Chouinard incrementó su línea de hardware con un nuevo set de Stoppers, que fueron objeto de múltiples modificaciones, y que llegarían a ser, en USA, la referencia para los pyramidal nuts.



Chouinard Tube Chocks



En 1973 y 1975, produjo los Tube Chocks, que servían para las fisuras de offwidth de entre 10 y 15 cm de grosor, y los Crack´n-Ups, que protegían las microfisuras verticales. Con el material que ofrecía Chouinard, los americanos tenían todas las herramientas necesarias para su nueva ética del “Hammerless”.


Chouinard Crack´n´Ups



En USA también surgieron otros fabricantes para el nuevo mercado. Bill Forrest estaba creando, en 1969, lo que luego sería, quizá, el último grito empotrable; y que en aquel momento era considerado como otro nut más: el Copperhead. Un pequeño cilindro de cobre prensado sobre cable simple.


Forrest Copperhead, Foxheads, S-Foxheads, Blue Plastic Foxheads y Arrowheads




Bill Forrest mantuvo el cable simple para otras dos de sus creaciones: el Foxhead, en 1970, un nut piramidal de aleación de aluminio o de plástico; y para el Arrowhead, de 1974, un nut de cobre muy delgado.
Los nuts de Forrest también existían en una versión pequeña (de cable corto), mucho mas convenientes para la escalada eminentemente artificial.




Forrest Titons



En 1973, Kris Walter y Bill Forrest desarrollaron el Titon, un nut con forma de T, en acero para las tallas pequeñas, y en aleación de aluminio para los tochos. En respuesta al artículo “The Whole Natural Arto f Protection” de Yvon Chouinard, en 1974, Forrest Mountaineering proclamó todas las ventajas del Titon, en Chock Talk, en su catálogo y guía de la Escalada Natural. Este prolífico creador también sacó una línea de P-Nuts (en 1982), consistente en unas piezas de acero en arco montadas en un cable; asi como el Triton (1985), que era usado como nut, como asegurador, y como rapelador.

Forrest P-Nut, Roll-your-Own y Triton


Su aparato llamado Roll-Your-Own (1984), recordaría a los escaladores estadounidenses que, en alguna parte de Alemania (Elbsandstein), la gente también escalaba limpiamente.

Prototipos CMI y Beamchock


En CMI (Colorado Mountain Industries), los Hexachocks resucitaron el diseño de los “Hexagons”, pero aligerados al máximo. De esta firma son también las modernas y aerodinámicas Hs de aleación de aluminio, producidas como un juego de 12 piezas en 1975, y conocidas como Beamcocks, muy bien acabadas en color azul, y de casi 20 cm de anchura.

Prototipos RP y Wedges



“…cual funambulista, el escalador se mueve febril cinco metros por encima de su última protección, un RP del 3…” El que lea estas líneas, seguro que empieza a ver sudar sus manos. El hombre responsable de estas dos iniciales es Roland Pauligk, que vivía en Mordialloc, un pequeño pueblo del suburbio sur de Melbourne, a donde emigró desde Alemania en 1960, un año antes de la construcción del Muro de Berlín.
Desde mediados de los 60s, en el pequeño taller de su garaje, este constructor de calderas de profesión, fabricaba con extremada meticulosidad, lo más innovador para microfisuras. Troll y Chouinard también fabricaban nuts de tallas pequeñas, pero un proceso de soldadura en plata hacía de los RPs una herramienta ultrafina y a la vez muy resistente. Fundamentalmente se dedicaba a soldar sus microcuñas de latón en las propias zonas donde residía durante sus escaladas (Yosemite, Cloggy, Chamonix, Dolomitas).


RPs


Pero el gran cambio sobrevino cuando Rick White, un escalador fuerte de la época, hizo la vía “Gumtree” del Mt Buffalo sin maza, en 1975. El RP más pequeño era el del 1. Después de la escalada Rick dijo a Roland que debía hacer una talla 0, ya que el 1 se quedaba a medias en muchos emplazamientos críticos. No había agujeros de clavijas en la ruta, y ésta solo había tenido dos ascensiones anteriormente, ambas en 1972, la primera, y la primera repetición de Rick, una semana después de abierta.


(Uno de los RPs más pequeños del mundo, de Black Diamond = 2Kn. a5lunnis.com)


Los emplazamietos más delicados se hacían entre cristales. Rick afirmó que los RPs eran parte del equipo de todo australiano, desde principios y mediados de los 70s en adelante, y con diferencia del resto de empotradores. Él enseñó los RPs a Chouinard en 1977, y este último, inspirado en ellos, diseñó sus propios “micronuts” .
Roland Pauligk es un representante del modo de vida tranquilo australiano, y nunca ha querido que su negocio creciera demasiado, quizá por ello sus excelentes empotradores solo se fabrican en días de lluvia…


(Palan M. en "Mi Lada me domina" 8a? poniendo en práctica lo de arriba. Foto: Javier L.)

Traducción del documento "2001, a Nut Odyssey" de Stéphane Pennequin

3 comentarios:

Donn Demetrinco dijo...

muy interesante

gigawall dijo...

con estos artículos tan instructivos los bigwalleros aprendemos cada dia más y con los articuluchos del Timo

gigawall dijo...

como se aprende con los a5lunnis. estas traducciones q nos haceis no salen en la desni ni patrás; el Timo es un timo