04 enero 2006

STEPH DAVIS (Musa Lunni)




"Soy el tipo de escaladora que cuando estoy realmente estusiasmada con algo, milagrosamente empieza a ocurrime" Steph Davis


Es la tercera mujer que escala en libre el Capitan, y la segunda que libera todos y cada uno de los largos de una ruta de esta pared, algo que no ocurría desde hace 11 años. En el 2003 liberó los 38 largos de Free Rider, menos extremos que los de la Nose de Lynn Hill o la Lurking Fear de Rodden, pero con "placas duras, chimeneas offwidth muy fuertes, lugares muy expuestos, pero, nunca, largos fáciles" (SD)



En la Free Rider

Y este otoño ha escalado en libre por completo la Salathé.

Parte del mes de septiembre lo dedicó a tareas logísticas de abastecimiento de comida y agua de repisas, para facilitarle la empresa. A principios de octubre decide escalar la vía desde abajo y, un día, providencialmente, conoce al que iba a ser su acompañante, en la cumbre del Cap; Cybele Blood, un extreño para ella que acababa de escalar su primera ruta en esta pared, y que se prestó a acompañarla.

Probando los pasos en tope

Después de un día muy caluroso, cayó en el último movimiento del Techo de la vía, en la parte alta. Esto le atascó un poco porque quiso repetirlo y sacarlo, cuando llegaron a la Headwall, habían perdido demasiado tiempo y gastado reservas. Asi que Cybele le dijo: "No hemos subido hasta aquí para abandonar ahora, total ¿que importa algúndía más?", ascendió las cuerdas fijas hasta la cumbre, bajo a por víveres y regresó dos días después. Durante este tiempo Steph aguantó en la hamaca viendo pasar dos cordadas que ascendían en artificial la vía, cosa que también incrementó el retraso. Los cinco días inicialmente calculados, finalmente se transformaron en 11, pero la vía fue resuelta por completo en libre.

Los siguientes comentarios fueron hechos por ella en un correo a la web Patagonia.com :

"Desde que mediante mi sistema de toperope en solo, empecé a probar y liberar los pasos de los largos de la Headwall, debí subestimar la dificultad del largo de mayor distancia y dureza. Pese a usar una cuerda de 8.9 no pude pasarla por los últimos seguros y progresé con ella en la boca, tirándome hacia abajo." (SD)

Traducido del articulo de Dougald MacDonald y de su correo a Patagonia.com

1 comentario:

Javi L. dijo...

Esta mujer es pura dinamita... Una pena que no sacasen más cosas sobre ella en España.