30 abril 2010

Fabricar unos estribos.


Siempre he pensado que la esencia de la escalada artificial es la creatividad para resolver multitud de problemas que se nos presentan imposibles en un primer momento.


La escalada artificial no es ir cargado con toneladas de material, cuatro estribos, rodilleras, guantes, fifis, etc. sino resolver de una manera eficiente y sencilla los problemas que vamos encontrando durante la escalada.

A continuación voy a explicar como construir unos estribos de escalada de manera fácil, y con material que podemos encontrar en casi cualquier macuto de escalada. Gracias a estos estribos podremos resolver sencillas vías de escalada artificial, o tramos "sorpresa" que se nos presenten a lo largo de una vía de escalada.

También puede ser una opción para todos aquellos que quieran probar la escalada artificial sin tener que pagar mucho dinero por unos estribos nuevos.



MATERIAL NECESARIO

  • Un anillo de 3 metros de cinta plana o tubular. (Útil para lacear bloques)
  • Una anillo de 1,2 metros aprox. (Suele usarse para montar reuniones)
  • Un anillo de cinta fina de 20cm. aprox. (Puede emplearse para guardar los mosquetones)
  • Una cinta exprés (Elemento básico de escalada deportiva)
  • Un mosquetón (Elemento básico de la escalada)



PASOS



1. Extender y estirar el anillo de 3 metros dejando el nudo en la parte de abajo para que no nos estorbe a la hora de fabricar el estribo.



2. Realizar en la parte superior un nudo de cinta plana, dejando un seno ceñido, suficiente como para que pase el mosquetón.




3. Ahora vamos a comenzar a construir los peldaños uno a uno hasta hacer un total de cinco. El peldaño debe de ser lo suficientemente ancho como para que quepa una bota sin problemas, y estar a una altura con respecto al siguiente de aproximadamente la altura que haya del suelo hasta nuestra rodilla. Una vez calculado el ancho, cogemos la cinta como se ve en la imagen:



4. Y hacemos un nudo de cinta plana. Es muy importante que todos los nudos del estribo estén correctamente hechos y bien "peinados", o lo que es lo mismo, que la cinta no quede torcida en el nudo ni nada parecido.

Nudo de cinta plana

Cuando carguemos el peso los nudos se apretarán y azocarán de tal forma que si el nudo está mal hecho costará mucho más deshacerlo.




5. De la misma forma vamos haciendo uno a uno el resto de los peldaños hasta completar el estribo.


Cinta probadora, fifi (cinta expres), estribo con dragonera



6. Ya sólo queda poner el mosquetón y la dragonera del estribo, que nos ayudará a subir cogiéndonos a él.






  • La cinta exprés podemos usarla como fifi, enganchándola a nuestro anillo ventral del arnés por uno de los mosquetónes, y con el otro mosquetón al estribo.
  • El anillo de 120cm podemos emplearlo como cinta probadora de ser necesario.


A TENER EN CUENTA

Este estribo es muy ligero. En caso de aire
no dejará de moverse volviéndose una locura el usarlo. Ponle peso en el peldaño de más abajo. Mosquetones, clavos, plomos, o plutonio... según fuerza del viento.

Para escalada alpina está desaconsejado este tipo de estribo, pues es fácil dañar la cinta con los crampones e inutilizaríamos el material. Mejor opción es llevarse unos fabricados con peldaños de metal o plástico que aguantan mejor el maltrato de los crampones.


Es probable que si somos altos necesitemos un anillo superior a 3 metros.


Si estamos seguros que lo nuestro es el artificial, hazte con buenos estribos, ya sea comprándolos o fabricándolos a medida con mejores materiales. En este sentido hay diferentes tipos de estribos:

En ZigZag (como los que hemos fabricado aquí, o los Black Diamond)

O rectos (tanto de tela como con peldaños rígidos de metal o plástico)





Lo mejor es probarlos todos y luego decidir.


29 abril 2010

Ganchos [técnica de progresión]

Los ganchos son claves para la evolución de la escalada artificial limpia. Hoy día podemos encontrar una infinidad de tipos de ganchos, todos útiles, pero que habrá que aprender a usar previamente antes de meterse en un buen lío de tapia.



Dos ganchos triangulados. Cuando se carga el peso se expansionan ejerciendo más presión en cada lado de la fisura... extremo en extremo



Para entrenar con nuestros ganchos (o uñas), valdrá cualquier travesía sobre roca a nivel del suelo, cualquier pared de ladrillo, etc. Evitar utilizarlos en bloques o vías de escalada donde puedan estropear la roca. Experimentar todas las formas, para así descubrir las limitaciones de vuestras herramientas a la hora de usarlas en una pared.

Otro buen entrenamiento es realizar vías con la cuerda por arriba (en top-rope) y subirlas y bajarlas a base de gancheos.




Técnica de gancheo


Eligiendo un gancho cliff hanger en la vía "Gálvez-Luengo" del Galisol


Suele ser recomendable utilizar: casco, dos pares de estribo, dos daisy chain y una fifi.

  1. Como siempre, lo primero será avisar a nuestro compañero de que vamos a comenzar una sección de ganchos. Él deberá de estar muy atento para no tirarnos con la cuerda sin querer (entre otras cosas)
  2. Una vez sepamos cual va a ser el lugar donde colocaremos el gancho, examinar la roca: Mirar si hay fracturas alrededor, si suena a hueco, si se puede escamar y romper, si está limpio de tierra o húmedo...
  3. Unido el gancho a nuestro cuerpo gracias a la daisy chain, evitaremos perderlo en caso de que se nos caiga al ponerlo. Es conveniente observar qué tal trabaja en el sentido al que vayamos a someterle el esfuerzo, y si se sale o no con facilidad al cambiar la orientación del tiro. Esto nos puede dar una idea previa de cómo de finos deberemos de ir sobre el gancho.

PROBAR UN GANCHO

Los ganchos son muy delicados de probar, sobre todo si nos encontramos en una sucesión seguida de gancheos. El primer consejo para probar un gancho es NUNCA mirarlo directamente. Si salta, salta de golpe y con mucha fuerza, y lo haría hacia nuestra cara. De ahí la importancia de usar el casco (entre otras). Siempre mirarlo de lado al ser posible.


Motivos para probar un gancho:

  • Dudamos si la roca aguanta o no aguanta.
  • Dudamos si el gancho se queda o no se queda.
  • A veces ayuda a asentar el gancho en algunas rocas, mordiendo mejor.

Siempre va a ser mucho más fácil probar un gancho que instalamos en nuestra vertical, que en travesía.
Sección de ganchosen la vía Gálvez-Luengo al Galisol.

  1. Una vez puesto el gancho en el sitio elegido, chapamos el seguro en el que nos encontramos subidos (si es sobre un gancho, actuamos igual que si fuese un clavo) y bajas de altura de tal forma que tu hombro esté a la altura del seguro chapado, y que la daisy chain que prueba el gancheo de arriba quede tensa.
  2. Con una mano coges la cuerda que viene de tu compañero y la que va a tu arnés pasando por el mosquetón del seguro, de tal forma que si saltase el seguro, serías tú mismo quien frenase tu propia caida, recibiendo así mucha menos fuerza de choque el seguro.
  3. Sacando los pies de los estribos y poco a poco, vas cargando tu peso sobre el gancho. Es muy importante no pendulear lo más mínimo.
  4. Sólo recomendable para gente que sepa muy bien lo que hace, puedes realizar unos ligeros botes (sin dejar de cargar en ningún momento sobre el gancho para que no se mueva). Si el gancho y tú seguís ahí, llega el momento de subir hasta él.
  5. Siempre comenzamos a subir por el último peldaño, aunque nos pillase por altura mejor comenzar por el medio. De esta forma transmitiremos menos vibraciones al gancho y nos aseguraremos de que trabaje hacia la dirección adecuada.
  6. Hay que ir subiendo sin brusquedad. De ahí que se recomiende usar más de un sólo estribo. De esta forma podremos hacer medios pasos y no pasos enteros.
  7. En gancheos muy precarios, para pasar de peldaño a peldaño sin transmitir el más mínimo movimiento, podemos descansar nuestro peso de manera vertical gracias a la fifi. Una vez pillados a la fifi, ponemos los pies en los siguientes peldaños y poco a poco nos levantamos hasta descargar el peso de la fifi. Es una manera lenta pero segura de subir.
  8. Recuerda de no mirar el gancho.
  9. Si el gancho está a mano puedes ayudarte con una mano, empujándolo hacia adentro. Esto ayudará en cierta medida a que no pivote o se salga, y si se sale que no te lo comas. (Dependerá del tipo de gancheo y de gancho)


Sección de gancheos en "la línea verde" de La Pedriza



DESTREPAR DE GANCHOS

Se puede dar el caso de tener que destrepar una sección de gancheos. Esta técnica es aún más delicada, por lo que es necesario practicarla con anterioridad. El método en sí es simple... escalar hacia abajo. Hay que prestar especial atención cuando se pasa del gancheo superior al gancheo inferior, pues hay que pisar en los peldaños superiores, transmitiendo muchas vibraciones. Lo ideal es ir poco a poco y no con grandes pasos.

  1. Se baja hasta el último peldaño del gancho superior.
  2. Se coloca el gancho inferior.
  3. Con la palma de la mano intentamos fijarlo presionando hacia adentro para que no pivote.
  4. Pisamos los peldaños más bajos que podamos del nuevo gancho, y con ayuda de la fifi cargamos el peso de manera vertical.
  5. Quitamos el gancho superior. Si se atasca el gancho superior, blasfemar y subir a por él.


Tipos de ganchos:


Visitar artículo sobre material de escalada limpia: http://a5lunnis.blogspot.com/2006/06/clean-aid-climbing-material.html



Por último no hay que olvidar que los ganchos, como todo el material de escalada, se puede combinar con diferentes materiales. Tacos de madera, fisureros, clavos, e incluso con otros ganchos. Hay que ser creativo.


28 abril 2010

Expanding (técnica de progresión)





Kiko abriendo una laja expanding en terreno A4R, en la Pedriza


Dentro de la escalada artificial, la progresión por zonas expansivas, ya sean lajas o fisuras, resulta de lo más delicada. Una correcta técnica en estas zonas puede ser la diferencia entre pasar miedo o pasar mucho miedo.





¿Qué es una laja o fisura expanding?

Su nombre nos viene a resumir lo delicado del asunto. Se tratan de fisuras o lajas que se van abriendo según las vamos escalando.

¿Cómo identificarlas?

Generalmente, la primera pista suele ser el sonido. Al golpear la pared con la maza o con un mosquetón, suena diferente al resto de la pared. No es un sonido compacto y sólido, sino más bien todo lo contrario, es un sonido hueco. Al clavar, los pitones suenan de una forma más ahogada, menos brillante.

Superando una fisura expanding sin usar maza en "la línea verde" C2+/ C3

Peculiaridades

  • Una laja expanding puede "explotar" y venirse a bajo
  • Puede abrirse tanto que cuando te quieras dar cuenta, todas tus protecciones se han salido.
  • Una laja expanding puede hacer mucha presión sobre una pieza y hacer que sea muy difícil de recuperar.
  • Puedes meter una protección del tamaño adecuado y cuando cargues el peso salirse.

¿Cómo escalar una laja expanding?

Lo primero de todo es poner la mejor protección que puedas antes de comenzar a escalar la laja. Avisar al compañero sobre cómo está la cosa...

Es recomendable el uso de dos daisy chains, una a cada estribo, y fifi.

La mentalidad es de ir muy suave, intentando no dar tirones bruscos al subir, e ir subiendo poco a poco, metro a metro.

Suele ser recomendable expandir al máximo la laja expanding nada más comenzar su escalada. Para ello hay que usar un clavo muchísimo más grande de lo que podamos a llegar a imaginar en un principio. Pueden ocurrir dos cosas... que deje de abrirse la laja, o que parta y se nos venga encima.
Si vas escalando sin maza, puedes usar un friend para abrir la laja colgándote de él, e ir metiendo empotradores. Vuelve a repetir la operación hasta que no se abra más la laja. (¡¡CUIDADO!! los friends transmiten muchísima fuerza a las paredes de la fisura y pueden hacer que se rompa sin avisar)

Una vez abierta la laja expanding toca moverse con extremo cuidado, sin subirse muy arriba de los estribos, como si de una escalada sobre ganchos se tratase.

CamHooks... en ocasiones la mejor manera de superar un breve tramo expanding


Emplazar seguros


Por norma, se utilizará una pieza ligeramente más grande de la que pondríamos a simple vista. Métela con cuidado, escuchando la roca.

Irás unido mediante una daisy chain en corto a la pieza que estés colocando, de tal forma que si se abriese la fisura y saltase la pieza de la que estás colgando, es probable que te aguante el peso la que estás emplazando.

¡probar los seguros!

Probar los seguros en una laja expanding es (casi) obligatorio.

Una vez emplazado el seguro, informa a tu compañero de que vas a probar el seguro. Él no tiene que tensar a tope la cuerda, sino tenerla en corto pero sin tensión.

Chapas la cuerda en el seguro en el que estás subido (no el que vas a probar) y bajas de tal forma que tu hombro esté a la altura del seguro que has chapado.

Con una mano coges la cuerda que viene de tu compañero y la que va a tu arnés pasando por el mosquetón del seguro, de tal forma que si saltase el seguro, serías tú mismo quien frenase tu propia caida, recibiendo así mucha menos fuerza de choque el seguro.

Poco a poco vas cargando tu propio peso a través de la daisy chain al seguro que acabas de emplazar más arriba. Escucha la roca y no mires directamente al seguro, pues si salta te lo comes... ¡Saca los pies de los estribos para evitar volteos en caso de que el seguro falle!

Si todo ha ido genial, el seguro no se ha movido ni ha sonado raro la roca, toca dar un par de ligeros botes. Si ha aguantado sin moverse, el seguro es bueno para poder seguir escalando.



Últimos consejos

  • Siempre es preferible que escale estas secciones el más ligero de los escaladores.
  • Si ves que el seguro de abajo se va a salir cuando metas el de arriba... mete el de arriba muy rápido.
  • Intenta evitar el uso de friends muy grandes... evita el uso de friends.
  • Siempre es mejor usar en este orden: clavos, tacos de madera, camhooks, ganchos, plomos, fisureros, friends, aunque cada laja y cada fisura es un mundo y esto puede variar enormemente.
  • Sacar un clavo de una laja expanding puede ser casi imposible. Usa una cadena despitonadora.












Grieta sur de la Maza

Esta vía representa en sí misma el comienzo de una nueva época en La Pedriza. Con total seguridad, esta vía resultó ser el mayor exponente de dificultad y técnica en toda la Pedriza para su época.

Abierta por Teógenes Díaz, se ayudó de un nuevo "invento" (los clavos) y una nueva técnica (la de la doble cuerda) dando el pistoletazo de salida a la escalada artificial.



La Maza, con anterioridad, pocos años antes, se había subido mediante una "piramide humana"


Hace un año repetí esta misma escalada en solitario y sin usar maza. Me impresionó poder saborear su dificultad. Hoy día no es una escalada fácil, y han pasado casi 80 años. Sin embargo me dió mucha lástima encontrarme con un buril en el paso de salida a la cima, desvirtuando el origen propio de la escalada.





Croquis de la vía. Dificultad sin maza IV/C2


La vía comienza por una canal a mano derecha de la misma cara sur. Remontando unos pasos de III+ y IVº llegamos a la base de la grieta sur, donde comienza lo duro.



Reunión un tanto técnica para escalada en solitario.

Sin información previa de la escalada, y llevando un material mínimo, tuve que optimizar mucho los empotradores, obligándome a dejar un seguro de cada dos en la grieta. Sólo sabía una cosa sobre las fisuras que estaba escalando, según subía se estrechaban cada vez más, tanto que dudaba de poder escalar sin clavos la vía y tener que darme media vuelta.

Material empleado para la escalada


Cuando llego al final de la primera fisura, la grieta se estrecha y se curva hasta hacerse horizontal a derechas. Para alcanzar la siguiente fisura me tengo que estirar y colocar un alien amarillo no muy bueno, para una vez subido a él poder colocar un fisurero con mejor pinta.

Finalmente no fue necesario usar microempotradores y pude pasar sin coger ningún clavo fijo de la vía, aunque tuve que apurar hasta el fisurero nº 1 que es el más pequeño de mi juego de fisureros normal.

Ahora toca volver a pasarse a una fisura más a la derecha. No se ve nuevamente donde colocar un seguro, por lo que es una escalada casi al tacto. Una vez colocado un friend, me paso a la última fisura.

Perspectiva de la escalada desde la base de la grieta.

Aquí la clave es llevar un fisurero del número 8. que queda a cañón y te da libertad suficiente para salir a la cima en libre sin usar el buril. Yo tuve que emplear un seguro más. Un alien azul sobre un arañazo horizontal encima del buril, que me dió la altura suficiente para poder salir ya en libre.

La cima de la Maza es un puro espectáculo. Algo que se tiene que disfrutar en la vida de cualquier escalador pedricero.


Para bajar fijo las cuerdas al rapel de la cara Norte (ojo, no rapelo por la norte) y a la que bajo quito los seguros. Vuelvo a subir, y ahora vuelvo a rapelar por los rapeles de la Sur, pasando por la tubería de 1932 que pusieron en la primera ascensión.




Datos de la vía

Risco: La Maza
Vía: Grieta Sur
Dificultad: IV/ C1 (un posible paso de C2 si se evita el buril)
Friends: Camalot 0.75, Camalot 1, dos alien amarillos, alien azul
Fisureros: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 10
Cintas expres: 12
Maza, clavos...: No son necesarios.

Es una vía muy buena para personas que hayan comenzado a practicar escalada artificial colocando cosas. Requiere atención para que los empotradores queden bien.






23 abril 2010

Musa Lunni Capi's Playground

Salathe Wall from steph davis on Vimeo.