28 febrero 2006

Accesorios para Big Wall

Estos inventos pertenecen a la página web de www.womenclimbing.com y por el momento no forman parte del catálogo de accesorios para big Wall de A5-Lunnis. Aún así, nos complace poder saciar la gran demanda femenina de dichos útiles para la escalada de grandes paredes.

Girlie stuff.

This may gross some people out, but to some it's a god save.

Freshette - FreshettePee free.
Freshette

Just use this funnel gizmo and you can go standing up. It works, and we love them. Check out our Expert Advice page for a whole treatise on peeing, plus instructions on how to use the Freshette. I personally love this thing!

Retails at $20.Buy Now at

Keeper - Keeper menstral cap

KeeperThe Keeper Menstrual Cap is a great alternative to carrying trash on the trail. This all natural rubber cup is worn internally and catches the flow. You just empty it, wash it if you have water and reinsert it. Lots of women like these because they do not have any chemicals added. More like them for the convenience. They have been on the market for a number of years, and are safe and effective. Although not leak-free, we find that they work about as well as tampons or other strategies. The manufacturer offers a three-month money back guarantee, so if you try it and it doesn't work for you, just send it back.

Retails at $35.Buy Now at

23 febrero 2006

WALL OF THE EARLY MORNING LIGHT (1970)


Harding apareciendo por la cumbre el día final de la escalada

La apertura de esta vía entre la Nose y la North American Wall en otoño de 1970 a cargo de Warren Harding y Dean Caldwell orignó un revuelo de polémicas y el mayor seguimiento por parte de la prensa yanki de un acontecimiento de aventura. Ellos intentaron vender el reportaje de su escalada y tenían una persona para el contacto con la prensa, pero no tenían pensado usarlo hasta que la escalada estuviera casi finalizada.

El gran revuelo de la prensa no se formó cuando informaron de su actividad, sino cuando se decidió un intento de rescate por parte de los guardas del parque; rescate que ellos rechazaron.

Escalaron sin cuerdas fijas y sin reconocimientos previos de la pared, y burilaron allí donde ellos creyeron conveniente.

Dos cordadas habían intentado alcanzar, desde la Nose, los diedros finales de la ruta con anterioridad a Harding y Caldwell: Chouinard, Pratt, Denis Hennek y Chris Jones y llegaron a mitad de camino y comentaron que la travesía requeriría demasiados buriles y los diedros aparentaban estar desprovistos de fisuras. Kim Smith y Jim Bridwell llegaron poco después a la misma conclusión.

Frente al fuego del Camp 12, y degustando unas botellas del famoso vino “Red Mountain”, Harding explicó a Smith y a Bridwell que, para él, la auténtica vía en esta zona debía entrar desde abajo.

Tras la apertura, las críticas a la vía llegaron desde todos los ángulos. Pero quienes fueron más allá fueron Royal Robbins y Don Lauria, que la repitieron y rompieron los primeros 40 bolts. Los siguientes los respetaron, al darse cuenta de con todo y con eso, la ruta resultaba de una dificultad bastante considerable.

Según comenta Doug Scout en su manual de Big Wall, estos acontecimientos marcaron un hecho importante en la historia del valle, ya que esta sería la primera vez que se destruía parte de una ruta sin ofrecer un camino alternativo (más limpio) a la misma.
El siguiente texto está traducido del artículo escrito por Warren Harding para la revista “Ascent" en 1971 (primera y única vez que escribió algo sobre una de sus escaladas, pese a lo cual, paradójicammente, estaba siendo acusado por su abusivo uso de la publicidad y la prensa):
“Conocí a Dean “Wizard” Caldwell hace algunos años, y poco después me di cuenta de que teníamos bastante en común. Ambos estábamos muy vagos, hablabamos mucho de las glorias del pasado, y hacíamos muchos planes de futuro; pero en ese momento no hacíamos nada. Parece que lo grandioso de nuestros planes tenía relación directa con la cantidad de alcohol ingerido cada vez que nos veíamos. En una de esas reuniones, con un moco enorme de un ron demoníaco, decidimos escalar la “Wall of the Early Morning Light”, el Gran Viote!...” WH

Llevaron 45 litros de agua, (además de raciones de vino Christian Brothers y de Brandy, de cuyas botellas aun quedan restos de cristales verdes, a día de hoy, en la repisa Wino Tower de la reu 16), material de vivac, 6 petates; y solo fijaron cuerda en los dos primeros largos. Esperaban estar 12 días en la pared, prorrogables a 15, pero acabaron siendo 26. Desde el día 11 al 15 sufrieron una tormenta continuada que les caló por completo sus tiendas BAT, diseñadas por el propio Harding. En ese momento aun estaban a mita de pared, en la base de los diedros, donde sus esperanzas de encontrar buenas fisuras se desvanecieron.

Harding abriendo la vía


Dave Hanna y Pete Thomson se acercaron a la base de la pared y les informaron del tiempo que se avecinaba. Mientras veían llover día y noche inventariaron y racionaron los víveres, y calcularon unos 10 días necesarios para salir a cumbre (tocando más o menos al día como a media lata de sardinas para cenar, y para desayunar una pequeña lata de frutas, y menos de un litro de agua por cabeza al día).
Bajarse a 500m del suelo era inaceptable, además de prácticamente imposible con el material que tenían, de cara una continuo deplome.

A la mañana siguiente informaron a Dave y Pete de su decisión de continuar. Cuando descampó la tormenta se metieron en los diedros, los cuales les llevaron 5 días de escalada con clavadas de A4, y progresión con buriles y rivets en desplome.

Sobre el día 20 de escalada, TM Herbert les comunicó desde la cumbre que estaban planeando rescatarlos. Esto les sorprendió porque estaban plenamente concienciados para terminar la ruta. Le comunicaron que tenían la situación bajo control, y, afortunadamente, se suspendió el rescate.

“Nos imaginábamos las bizarras escenas del rescate. Los rescatadores llegando a la Timothy Tower y encontrando a dos escaladores “exhaustos”, dándose un festín de salami, queso, pan y vino. El diálogo habría sido: Buenas noches!...¿Que podemos hacer por vosotros?...venimos a rescataros!; ¿De verdad?...Venga acoplaros en la reu y tomar algo de vino!...La cosa habría terminado por la mañana, con el regreso de los “rescatadores” por sus cuerdas fijas… Y si se hubieran puesto demasiado tontos, pues habría comenzado una lucha con las mazas. Habíamos pasado muchas penurias hasta ese momento y queríamos terminar la escalada como fuera, además, las partes más duras ya estaban atrás.


Quizá estábamos algo tocados y confusos de las casi 3 semanas pasadas en la pared, y por ello teníamos visiones de los envidiosos convenciendo al Servicio del Parque para embolsarse una buena recompensa por sacar a dos payasos de una escalada que no se merecían…Así la pared continuaría en un estado virginal, a la espera de un equipo auténtico de súper escaladores que la surcasen en un estilo perfecto”.

En una de sus tiendas hamaca BAT


El penúltimo día se quedaron a 10 metros de la cima, pero a la mañana siguiente:

“A la mañana siguiente no estaba preparado para lo que me encontré arriba. Una verdadera tropa de periodistas, amigos y “rescatadores”, y un pivón: Beryl Knauth. Según me anclé a la última repisa sentí una abrumadora sensación de realización emocional. En la cumbre había un ambiente carnavalesco, nos daban las cámaras en las narices mientras nos poníamos hasta arriba de comida y champagne. Besos y abrazos por todos lados…que magnífica orgía! Solo faltó una orquesta mariachi tocando…Si hubiera sabido lo que iba a ocurrir en los siguientes meses, habría pedido que despejaran la cumbre. Pero un brote de estupidez surgió de algunos expertos, que creyeron que toda aquella publicidad atraería hordas de personas non-gratas a las paredes del valle, reservadas para nuestros niños buenos. ¡Mantengamos a las masas lejos!¡Que la escalada no pierda su aire exotérico!

Me viene a la cabeza el caso de Inglaterra donde la escalada es algo muy famoso, y me pregunto: ¿están completamente deterioradas las zonas de escalada en aquel país por ello? Pues creo que, por lo que me han contado, no es así, porque allí la gente cuida sus montañas pese a ser más numerosos. Los elitistas opinan que hay que mantener a las masas alejadas de las montañas, pero, como estamos en una democracia, y no vivimos en la era feudal, pues resulta que todo el mundo, incluidas personas non-gratas, tiene derecho a los lugares públicos. Además, el cuidado de estos entornos depende también de los votos de estas masas, y ...¿como esperáis que esa gente vote por su protección, si se les dice que las montañas son demasiado buenas para ellos? Pero todo esto es divagar y alejarse de lo realmente importante: escalar”

En una repetición reciente de la vía.


“¿Por que escalamos la Wall of the Early Morning Light” del modo en el que lo hicimos?:
Yo siempre percibía que la ruta debería seguir las fisuras que ascienden hacia la derecha desde la parte baja de la pared, para atravesar hasta los Diedros y llegar a cumbre. No me movió a ello un ideal purista de la escalada, sino una especial atracción estética por esta zona de la pared. Como en otras rutas (la Leaning Tower o la Sur del Half Dome) no me preocupaba cuantos bolts iba a necesitar, sencillamente me atraía mucho y quería escalarla.
Entre las tormentas que sufrimos (3 en total), la falta de comida, y, lo más significativo, el fiasco del rescate, este conjunto de cosas reflejadas por la prensa cautivó la imaginación del público. Extrañamente, las revistas de aventuras solo resaltaron los detalles más light. Quizá solo fue la exhibición de una conquista.
Fuera por lo que fuera, el caso es que suscitó el interés. Un increíble torbellino de apariciones públicas se sucedió cuando volvimos al valle. Fama y fortuna nos envolvieron. Esto nos proporcionó beneficios económicos, y que duda cabe que no me importaba pasar de ser un empleado de la construcción en paro, a ser un "parado estrella de la TV".

Los aspectos emocionales y económicos desprendidos de la apertura de la vía son poco sorprendentes. Nos gustará o no, pero los principales implicados en el tema, de repente, se transformaron en un negocio organizado (o quizá desorganizado). Algunos pueden cambiar su forma de ser, otros no. Una cálida amistad y una buena camaradería se pueden transformar en frío desprecio y sospechas. Las sonrisas de felicidad pueden volverse nerviosas.
Sinceramente creo que es posible tratar con los aspectos comerciales de la escalada, sin destruir su sabor y esencia”.


“¿Importa realmente si una escalada se ha hecho en un particular estilo de escalada?
¿Hay un código auténtico de escalada que se adapta admirablemente a todos los escaladores? Pues hay algunos que proclaman tener la respuesta auténtica. En otros campos lo hicieron Jesucristo, Marx o Hitler”.

“Me suelen preguntar por qué es tan raro que yo no haya escrito nunca nada sobre el tema de las éticas. Pero es que me doy cuenta de que, en realidad, no me importa un carajo. Si todos o muchos escaladores sienten la necesidad del confort y el refugio que suponen los pensamientos estructurados, y si los hay que necesitan establecerlo y promulgarlo para liderar a las masas hacia un mundo feliz (en 1984), por mi que hagan lo que quieran. Siempre y cuando los "Cristianos del Valle" no tengan su propia policía secreta y no empleen los métodos de la Inquisición Española de la Edad Media, a mi no me importará ser apresado para confesar mis pecados antes de ser quemado en una hoguera como un hereje”.

“Como dije desde el principio, estoy harto de todo este rollo de bolts, gancheos tallados, reportajes de prensa, comercialidad, etc, etc…Mientras estábamos en un show comercial en Chicago, Dean y yo recibimos la electrizante noticia de que Robbins y Lauria había hecho la primera repetición de la vía, y habían destruido todos los buriles y todos los rivets, y todo ello en solo seis días!. Cuando fuimos preguntados por los periodistas del Show, respondimos cosas como: Oh! Han sido mucho más rápidos que nosotros!…¿Destruyendo bolts?, ... ¡Que limpieza!”



Pero la cuestión continuó, especialmente al regresar al Valle, después de todas las conferencias.

Alguien me preguntó: "Warren cuéntanos, ¿Qué opinas de que hayan destruido los bolts?"

“Habrá quién piense que me siento especialmente afectado por esto, pero la verdad es que lo que ha hecho Royal con la ruta, me importa menos que el culo de una rata. Me preocupa más por el estado de su salud metal. Quizá esté confundiendo la ética en la escalda con una especie de prostitución de la moral. Como si una escalada de 100 bolts como la Tis-sa-ack (de Robbins) o una puta de 100 $, fuera algo apropiado, pero una de 300 bolts como la nuestra o una cita de 300 $ fuera inmoral y repugnante. Relmente lo siento por Royal con todos sus problemas, acarreando la responsabilidad de mantener la escalada en roca como algo tan serio, y de tanta complejidad

Cuando comencé en esto de la escalada lo pasaba realmente bien, repitiendo vías como la Chimenea de la Lost Arrow o abriendo rutas nuevas, pero actualmente es como una pesada carga. Quizá debería haberme dedicado a las carreras de coches.
Quizá esta sensación se me pase en el relajado ambiente de las Rock of Ages, al margen de las montañas, en buena compañía, viendo a Al Steck y a Steve Roper jugar partidas de ajedrez, sin poder centrarme en la complejidad de este juego, o a Chuck Pratt dejando pasar las horas imaginándose director de una orquesta sinfónica…

El sol se pone lentamente. Termina un nuevo día. Todos los viejos escaladores han dejado quietos todos sus juguetes, y pronto se arrastraran hacia sus cuartos para recibir la alegre llamada de la cena. Quizá los más atrevidos tomaran un pequeño vaso de vino Red Mountain

Sigo en mi silla recordando cosas, y trato de viajar más allá en el tiempo, a las épocas anteriores a la Wall of the Early Morning Light, y siempre me viene lo mismo a la cabeza. Es como si fuera una película que se repite en el tiempo…siempre los chicos buenos contra los malos. Quizá tendría que haber vivido en la época de los indios y los vaqueros. Probablemente hubiese sido un indio”.

Harding en uno de sus vivacs


El trazado aproximado de la ruta

21 febrero 2006

WARREN HARDING (Espíritu Independiente)


En la apertura de la Sur del Half Dome




Empezó a escalar con 28 años de edad y con 33 fue el primero en concebir y realizar la primera escalada del Capitán, la famosa The Nose. Con una serie de importantes escaladas en su poder mediada la década de los 50, como la primera repetición de la Chimenea de la Lost Arrow (la vía de Salathé y Nelson), Harding se consolidó como uno de los más fuertes escaladores del momento. Pese a que él reconocía que su grado en libre no superaba del 5.8, sus coetáneos le recuerdan como un auténtico especialista en fisuras y chimeneas, capaz de superar ese grado debido a su grandiosa voluntad y su enorme fortaleza.







Con un sombrero y una silla perdidos por turistas desde la cumbre del Capy encontrados por Harding en una repisa de una vía (¿se entiende ya?)




Quizá debido a su tardía intromisión en el mundo de la escalada, su personalidad y aficiones (que pasaban por conducir bastante mangao un potente Jaguar de color rosa, normalmente acompañado de bonitas mujeres; o por pegarse buenas fiestas en las que el alcohol, en sus diversas variantes, aportaba calor a su salvaje espíritu), le llevaron a destacar casi escandalosamente del resto de la comunidad, rompiendo el estereotipo del escalador de aquella época.



Abriendo su vía al Mount Watkins



Su primitivo estilo se forjó en la concepción de la vieja escuela yosemítica (la de los Salathé, Steck o Powell), y le permitió, a lo largo de sus años de actividad aperturista (1954-75) la primera ascensión de algunas de las más míticas y bellas paredes de este lugar; como por ejemplo:


El Espolón Este y el Norte de la Middle Catedral Rock en 1954, la Chimenea Este de la Lost Arrow en 1956, la Ruta Harding al Glaciar Point Apron en 1957; la Nose del Capitan en 1958, la Este de la Washington Column en 1959, la Oeste de la Leaning Tower en 1962, la Sur del Mount Watkins en 1964; la Directa a la Lost Arrow en 1968, la Sur del Half Dome y la Wall of the Early Morning Light al Cap, ambas en 1970; y la Rombus Wall a los Royal Arches y la Porcelain Wall al Half Dome en 1975.




En el King Swing durante la apertura de la Nose




Su actividad fue sin duda uno de los acicates para el resurgir de un estilo más depurado: el estilo abanderado por Royal Robins (entre otros) que revolucionó la concepción de la escalada en roca a nivel mundial.
Sin embargo, Harding hacía su montaña, tenía sus propias motivaciones, y una clara independencia de pensamiento:


“Solamente miraba esas enormes paredes y pensaba: ¡quiero subir por ahí!”

El desarrollo del nuevo estilo, más ético y limpio, entroncó directamente con su manera de hacer las cosas. Sin embargo, para él, el debate sobre las tácticas para afrontar las paredes, así como la asunción de códigos de conducta de escalada preestablecidos resultaba absurdo. Harding pensaba que la gran mayoría de las personas que acudían a escalar al valle lo hacían para escapar de las presiones sociales. Para ser o sentirse libres.

Su confrontación con los seguidores del nuevo estilo limpio nunca fue violenta, y pese a tener amistad y respeto por todos los escaladores (algo que era recíproco), ambos bandos se tiraban sus buenos cañonazos sobre los temas éticos.





Escalando la Noroeste del Half Dome en el 64



Por ejemplo, Harding y los suyos editaron un fancine de coña que se llamaba “Descent” (en contraposición a la famosa revista de montaña y escalada de la época llamada “Ascent"), en la que criticaba con ingeniosas bromas a los chicos “buenos” puristas, a los que denominaba como los “Cristianos del Valle”. O la creación de la “Insensata Guía de Escalada en Roca”, en la que daban cera a los nombres más conocidos del valle (incluidos ellos mismos); o la fundación de la “Sociedad del Comer, Beber y Falsear de la Sierra Baja”.


Harding a menudo ironizaba consigo mismo, y siempre recordaba a la comunidad escaladora que no se tomaran a si mismos demasiado en serio. Incluso es los momentos más comprometidos de sus escaladas, sus compañeros recuerdan que nunca perdía su increíble humor.



tomando un ron en 1990

Escaló la Nose en 1989 con 65 años de edad, y murió en el 2002 a los 77, no sin antes pedir a Galen Rowell (tres días antes de fallecer, y medio en coma) un vaso de su vino favorito.



Cartel de una gala que se hizo el pasado mes de Octubre para la creación de un Museo de la Escalada en el Valle de Yosemite

19 febrero 2006

17 febrero 2006

CLAVEL ROJO

Vía “Clavel Rojo” (Risco del Hueso), 1974



El 25 de Abril de 1974 los trabajadores y las fuerzas armadas de Portugal, se unen para derrocar la dictadura más vieja de Europa. Una semana más tarde, cientos de miles de personas toman las calles de Lisboa en pos del socialismo y la nacionalización de la economía. Claveles rojos, símbolo del movimiento, sobresalen de los fusiles de los soldados. En esos momentos, Daniel Guirles y Luis Campos “Luiso”, terminaban de abrir una vía en el Hueso, y como homenaje a este movimiento revolucionario, decidirían bautizarla con el nombre de “Clavel Rojo”.

La descomunal tarea que supuso la apertura de esta burilada, ha sido, sin lugar a dudas, la más grande de las obras que jamás se hayan llevado a cabo en la historia de la Pedriza. Además del gran esfuerzo que supuso surcar los sesenta metros de desplome, y los veinte de techo, todo ello a golpe de maza, con aquella apertura se escribía una importante página en la historia de la escalada artificial. Daniel Guirles lo recuerda:

Fue una de las cosas fuertes que se hicieron entonces. Ya habíamos hecho varias de las vías clásicas de artificial de la Pedriza para coger fuerza, pero, además, esto nos servía para conocer otros tipos de escalada que no fueran, solo, la escalada libre. De este modo, entrábamos en contacto con la escalada total (DG).

Como cordada, Daniel y Luiso ya habían conseguido repetir vías como el Espolón Geta al Cancho Amarillo, la Guadarrama de la Quinta Buitrera, o la Norte de la Maza, y, en ellas, encontraron toda una nueva fuente de sensaciones:

Este tipo de vías, muy verticales y extraplomadas, siempre me han fascinado. Los “techos” también tienen un atractivo muy especial para mí. Es increíble la sensación de superarlos, separándote de la vertical, colgado en el vacío (DG).


Según recuerda Luis Campos, la gran innovación que supuso esta vía residía en que, además de tener que hacer reuniones colgando de estribos, la cordada debía compenetrarse, absolutamente, para realizar todo un sistema de movimientos, hasta entonces inusitados, en la Pedriza. "Además, había bastante miedo con el tema de los buriles, porque no sabíamos cuanto aguantarían " añade Luis Campos.

Las diferentes circunstancias laborales de Luiso, que trabajaba en un bar, y Daniel, con trabajos más eventuales, dejaban mayor tiempo libre a este último para poder dedicarse al “Clavel”.
Lo que hacía era quedar con algún colega que también estuviera despistadillo del sistema, y salía a escalar entre semana. Así fue como me junté con “Rolando”, otro amiguete de los UBSA, que me ayudó, asegurándome, los primeros días
(DG).

Madurada la idea, durante algún tiempo, una tarde, decidieron acercaron a la base del risco con la intención de pasar allí la noche, y emprender la tarea a la mañana siguiente. "Siempre solíamos hacer noche en la Pedriza. Nos gustaba coger el saco y dormir en cualquier sitio" comenta Daniel.

El día había estado revuelto, y a última hora, una fuerte tormenta les dejo bloqueados al pie del risco, empapándoles por completo. A la mañana siguiente, subieron esa especie de chimenea que da acceso al desplome del Hueso, y, a pesar de que el mal tiempo continuaba pudieron emplazar los dos o tres primeros buriles.
"Estábamos derrotados y no habíamos dormido. Empapados por completo, la lluvia de aquella mañana terminó por desanimarnos "recuerda Daniel.

La colocación del primer buril (según recuerda Rolando), acabó quitándoles media mañana. El tornillo era demasiado gordo, y tuvieron que limar una chapa recuperable para poder comenzar la ascensión. Antes de retirarse, dejaron un par de mosquetones colgando de los buriles. Aquello significaba: tarea comenzada, y servía para demostrar sus intenciones de continuar con la apertura.

Según Daniel Guirles, ese mismo día otra cordada aspirante había llegado al Hueso. Ese día llegó el “Maya”, un amiguete que también estaba detrás de abrir aquella vía.
(Esta no sería la primera vez que, gracias al empeño en dar comienzo a sus proyectos, Daniel y Luiso fueran a adelantarse, por poco, a otras cordadas en la apertura de vías)
José Maya, al ver que persistían en sus intenciones sobre aquella vía, abriría la “Heidi”, que fue otra burilada que ascendía en vertical por la placa de la que se separa el Hueso.
Nosotros, si en algo somos fuertes, es en no cejar en el empeño. Una vez que empezamos una vía, no acudimos a ningún otro lugar hasta darla por terminada. Nunca hemos dejado nada a medias (DG).


El protagonismo del grupo arriba mencionado de los UBSA, en la escalada de la época merece abrir un paréntesis respecto a la descripción de la Clavel Rojo, sobre la que se volverá mas abajo.

Los UBSA (cuyas siglas han tenido diversos significados, como el más común, de Unión de Buitres Socialistas y Anarquistas, o el de Unión Bacteriológica de Seres Anodinos, entre otros), era un grupo de amigos del Barrio de Atocha, de Madrid, que se reunía en el entorno de la iglesia de los Salesianos, y que compartían una gran pasión: la escalada y la montaña. Como escalábamos mucho juntos, llegamos a ser todos muy buenos amigos y camaradas (DG)

En sus viajes a los Pirineos, entraron en contacto con otro grupo de escaladores de Barcelona, que se denominaban “Los Piratas”. "Con ellos coincidíamos en sitios como Riglos o Terradest, en las salidas de los puentes " recuerda Daniel.
Los Piratas habían comenzado a llamarles a ellos “Los madriles”, y como este apelativo no le hacía gracia, por iniciativa de Rodolfo Assas, se auto-proclamaron “Los UBSA”.

Este peculiar grupo de amigos estaba integrado por los siguientes personajes:
Daniel Guirles, Luis Campos, Ramón Portilla; Pepe Guerrero, Tito de la Fuente, Luis Rodríguez (Rolando); Pedro Oliva, Ramón García (Ramoncín), Rodolfo Assas; Mario (el Niñato) de la Fuente (hermano de Tito), y José Luis Ortiz (el Tronco).

Luiso recuerda lo duros que fueron aquellos primeros viajes:

Para llegar a Riglos íbamos en tren hasta Zaragoza. El tren llegaba a las doce de la noche, y hasta las seis de la mañana, que salía el Canfranero para los Mallos, tratábamos de burlar a los grises tumbándonos en el suelo de la estación. Pero siempre nos despertaban de una patada, para ponernos derechos y hacernos guardar la compostura. Según llegábamos al pueblo, nos metíamos en la pared; y el domingo, también escalábamos. Después otra de estas noches en Zaragoza, regresábamos, de madrugada, a Madrid (LC).


Los UBSA, nutridos de algunos de los mejores escaladores que hayan salido de Madrid, solían atacar, en masa, la mayoría de los riscos de nuestra geografía.
A lo mejor íbamos a los Picos de Europa y nos metíamos todos a machete en la Oeste del Naranjo (DG).
Más que romper mitos, lo que solían conseguir, era rebajar los mejores horarios que existían para las escaladas clásicas
Teníamos mucha rapidez y ligereza porque estábamos todo el día escalando. Nuestra vida era eso: escalar. Aunque también trabajábamos de vez en cuando (DG).

Cuando viajaban a los Alpes, la precariedad económica de aquellos años en España, se dejaba sentir nada mas cruzar la frontera:
A veces, con el Tito nos hacíamos tres mil kilómetros de ida y vuelta hasta Chamonix, con un destornillador y una “vampira”, para reventar los tapones de los depósitos de los coches franceses, y sacar gasolina. Era pasar allí y levantar sospechas, pero o hacíamos eso, o no llegábamos.
Una vez en Chamonix, por las mañanas, el Pepe y el Tito tocaban a “operación abanico”, y salíamos todos a robar pan y leche para el desayuno; y para ducharnos, nos íbamos al camping y metíamos un cuchillo por el agujero de introducir las monedas.
No era un tema de hacer acopio de nada por avaricia, era por pura necesidad
(LC).

En la Pedriza, el risco predilecto de los UBSA era el Hueso. Vías como la Tito-Rollin-Bus, el Diedro Rodolfo-Toni, la Ratonera, o el mismo Clavel Rojo, son buena prueba de ello. Además de éstas, y sin olvidar el resto de las Guirles-Campos de esta escuela, pueden encontrarse otra serie de grandes aperturas con su firma: la UBSA al techo del Puente de los Pollos, la Pako Zamorano al Gran Molondrio, la Norte de Los Guerreros (una de las primeras vías abiertas con fisureros), o la Mario Samuel Gordons de la cara sur de Peña Sirio. Esta última lleva el nombre de un joven escalador que, con quince años de edad, murió en un accidente, en Riglos. Con su madre, todos los UBSA (y en especial Pako Zamorano, que fue el iniciador de la mayoría de ellos en la montaña), se volcaron haciendo proyecciones con rifas de material, para costear el traslado del cuerpo de su hijo, desde Zaragoza.

Según recuerda Daniel Guirles, a la hora pernoctar, los UBSA tampoco debían quedarse cortos: También teníamos fiestas y desmadres importantes, aunque siempre con mucho respeto por la naturaleza y el entorno. Así mismo, teníamos consideración con los mayores, a los que siempre hemos respetado mucho.


Las tareas de apertura de la Clavel Rojo se prolongaron durante varias semanas, y dependiendo de lo bien que se diera la jornada, podían llegar a meter entre cinco y diez buriles en el desplome.
La desmesurada cantidad de tornillos y chapas que eran necesarios, suponía un problema, habida cuenta del precio que tenían en las tiendas de montaña y del poco dinero de que disponían. Este problema nos lo solucionó nuestro amigo Miguel Atance “Chamonix”, que era mecánico de coches recuerda Daniel.

Miguel Atance disponía de unas piezas que se utilizaban para sujetar los motores de los coches, en las cadenas de montaje de las fábricas. Cada pieza tenía dos agujeros, uno pequeño por el que pasaba el tornillo, y otro por el que se metía el mosquetón. Este último era más grande que el habitual de las chapas que se vendían en las tiendas.
Los tornillos también tenían su historia particular:
Los tornillos los preparábamos nosotros. Yo soy bastante delicado para eso. Los compraba en una ferretería del Paseo de las Delicias, y eran de hierro acerado. Los afilábamos, sesgándoles un poco la punta con una lima, para meterlos bien centrados desde el principio. El truco consistía en dar bien los primeros golpes (DG).


El estilo aperturista de Daniel y Luiso se basaba en no abusar de los buriles, pero los que ponía, los ponía a conciencia.
Siempre me he preocupado mucho de que mis buriles quedasen bien colocados. Me esfuerzo mucho en ponerlos en buena roca, y, además, en que cada chapa quede lo mejor posible y no se mueva (DG)

Esta minuciosidad en el tema de los seguros fijos le llevó a sustituir por su cuenta y riesgo, costeándolos de su bolsillo, algunas de las más obsoletas instalaciones de rapel que existían en la Pedriza. Sus sistemas de descuelgue consistían en una sirga o cable de acero, sujeta con varios de sus buriles, abrazada con dos “perrillos” de seguro.
Además, a todas mis chapas siempre les he grabado las siglas DG, porque nunca nadie me ha dado dinero para ellas; ni tiendas, ni federaciones.

Cada fin de semana, Luiso y Daniel se alternaban en las repetitivas y costosas tareas de burilado del Clavel Rojo. El proceso era agotador, y la burilada en desplome, en aquella época, se graduaba de A2, cota más alta de artificial, que se hacía en la Pedriza, en aquel momento.

La vía comenzó con una docena de buriles, y, después de pasar la fisura (que les permitió la colocación de alguna clavija, y ganar en velocidad), instalaron una reunión de tres buriles.
Por miedo a arrancar estos buriles, en el momento de estar las dos personas colgadas de la reunión, el proceso de progresión al llegar a este punto era el siguiente: cuando llegaba el segundo de cuerda, el compañero le recibía ofreciéndole dos estribos encadenados, que colgaban del primer buril, del siguiente largo. De esa manera nunca se cargaba la reunión con el peso dos personas. El segundo subía la cadena de peldaños, y daba comienzo al siguiente largo.
Poco a poco, entre los dos, y tratando de controlar mucho los movimientos de “cigüeñeo”, para no cansarnos demasiado, conseguimos llegar a la parte del techo
(DG).

Llegado el momento de franquear el techo, la progresión volvía a complicarse, y se duplicaba, en dificultad, el trabajo de burilado. Hasta allí el Hueso era un desplome, pero, a partir de esta zona, ya no existía ningún contacto con la pared." El trabajo era durísimo y me salían muchas llagas en las manos. "comenta Daniel.


La segunda y última reunión, la hicieron saliendo a coger una oreja de roca que forma una especie de “flaco” en un filo, para abrazarla con una cinta, y evitar la colocación de más buriles. Una vez subidos cómodamente en aquella “oreja”, procedieron a montar una reunión de tres seguros fijos.
Desde allí se bajaron mediante un rapel volado directo al suelo. "Muchas veces, cuando la repetíamos, llegamos a hacerla dos veces seguidas para entrenarnos. "añade Luiso.

Como no podía ser menos, las colosales proporciones de aquella burilada levantaron sarpullidos entre numerosos escaladores y asiduos de la Pedriza. Luis Rodríguez, Rolando, plantea así su visión del por qué de esta polémica:

La polémica del Clavel Rojo surgió porque se abrió en una época en la que se empezaba a tender a la escalada libre, y de ahí el que fuese tan criticada.
Pero nosotros la hicimos teniendo en cuenta donde estábamos: en una escuela de escalada. Y una escuela de escalada es el sitio ideal donde tienes que practicar, tanto maniobras como técnicas, que luego te pueden sacar de una pared. Para nosotros la Pedriza ha sido nuestra escuela, y el lugar en el que hemos aprendido y entrenado. Junto a Galayos, han sido los dos sitios donde muchos de nosotros hemos sentado las bases para poder ir a los Alpes, a realizar escaladas mucho mas comprometidas
(LR).


Años más tarde, en marzo de 1978, Luis Campos escribió un artículo en el Boletín Informativo del Club Alpino Guadarrama, en él que, además de relatar como fue abierta esta vía, Luiso daba respuesta a todas aquellas críticas.
En el siguiente párrafo, aparecen, textualmente, algunas de las frases extractadas de dicho artículo:

Dice la gente que tenemos muchos pájaros en la cabeza. Pues es cierto. Uno de ellos era el abrir una vía en el Hueso de la Pedriza, y pensamos que sería un buen itinerario de entrenamiento y aprendizaje en la técnica artificial, en esta escuela castellana de la Pedriza, al mismo tiempo que nos vendría muy bien para nuestra preparación física .../... Después de todo el trabajo vinieron las críticas: “Que éramos unos albañiles”, “Que esa vía la iba a hacer yo”, “Que no mola”. Pero lo cierto es que la mayoría de estos señores criticones no han podido subir todavía por este bello itinerario, que abrieron un tal Guirles y un tal Luiso. Consideramos que es una vía de entrenamiento de alta montaña .../... La realidad es que hemos recibido la enhorabuena de la gente que la ha hecho, ya no solo de Madrid, sino de Murcia, Barcelona, Zaragoza, etc..., pero lo único que pensamos, es que ahí está para el que la quiera hacer.

16 febrero 2006

¿Estas colgado?



LISTA DE COLGADOS (de un colgao)
Los que confunden la ironía con la realidad.
Los que taladran en sentido contrario a las agujas del reloj.
Los que follan a chapas cualquier risco en nombre de la demanda.
Los que roban chapas de cualquier risco en nombre de la verdad.
Los que equipan variantes lúdicas en clásicas indiscutibles.
Los que odian.
Los que estan siempre criticando.
Los que no desayunan antes de meterse en una tapia.
Los que escalan offwitdh y chimeneas por diversión¿?¿?¿?¿?.
Los escritores de libros de montaña.
Los "fusiladores" de libros de montaña.
Los que intentan aprender a escalar mediante un foro.
Los Lunnis.
Los que confunden Utah con Almería.
Los que se descuelgan de un cordino.
Los que meten plomos donde caben fisureros.
Los que no llevan casco por problemas de estética.
Los que no tienen casco y usan una caja de galletas con un cordel.
.................................
(Bueno, iré poniendo más según se me vayan ocurriendo. Admito sugerencias)

14 febrero 2006

Fotografías de "PIEDRAS ROJAS"

(Leer artíulos "Descubrimiento en Almería" y "El Descubridor" para más información sobre Piedras Rojas)































( Fotografías cedidas por Palan Martin. )

13 febrero 2006

Descubrimiento en Almería

- PIEDRAS ROJAS -
(como en el viejo Oeste)
Parecía una locura pensar que en la era de los satélites y los GPS (y programas como el Google Earth) quedasen lugares vírgenes por descubrir. ¿Y qué me dirían si ese "nuevo mundo" se encuntra dentro de España y a unos pocos kilómetros de una ciudad tan turística como es Almería? No estoy loco, hablo de Piedras Rojas.
(Dardo en Tabernas con su moto)
Palan Martín (destacado escalador de fisuras) tuvo la suerte y encontró un mundo que jamás se pudo haber imaginado nadie encontrar. Atrás quedaron todas esas búsquedas inútiles de fisuras perfectas. Horas entre planos y fotografías, kilométricas pateadas, la búsqueda a concluido.
El lugar es conocido por los locales como "piedras rojas". Se encuentra a 1h15min andando del pueblo (donde aparcaremos y compraremos agua... porque les recuerdo que estamos en un desierto)
"Piedras Rojas" ha sido escenario de algunas películas del "western americano" y aunque hayamos visto mil veces aquellas películas, jamás nos hemos parado a pensar en las paredes que aparecían envolviendo a Jhon Wayne. Sin embargo, ahí estaban.
Desde A5-Lunnis nos hacemos eco de esta nueva meca de las fisuras perfectas de arenisca roja, brindando información de croquis y planos. Tambien publicaremos una sección de album, entrevista a Palan y una breve reseña de como llegar a la Pared principal.
Para más información, por vía mail.
(Durante la apertura de una vía en el muro Central)

El Descubridor















Palan Martín o “Dardo”, como le conocen en los tribunales sus compañeros de profesión, es un diestro escalador de fisuras del Sistema Central. En concreto la Sierra del Guadarrama y su admirable Pedriza, le han visto corretear desde hace ya muchos años. Atrás quedaron muchas aventuras que le han ido forjando con el paso de los años para ser el escalador que es hoy día.

Hace tres meses y por error, como el asegura, descubrió una nueva zona de escalada en la Península Ibérica. En medio de un desierto, se levantan tres paredes de arenisca rojiza. En cada pared, decenas de fisuras paralelas y perfectas. Lo que comenzó como una travesía cruzando el desierto en motocicleta, acabó siendo el hallazgo de la escuela con mayor futuro de escalada limpia en España.

A5 Lunnis: ¿Cómo fue el descubrimiento?

Palan: Me propuse cruzar el desierto de Almería en motocicleta. Leí el libro “diarios de una motocicleta” de Ernesto Guevara y decidido, emprendí mi viaje hacia la aventura. En una pista cerca de Tabernas, pinché por culpa de una piedra y tuve que ir empujando la moto hasta ese pueblo. Tras arreglar el pinchazo me salí a las afueras del pueblo para hacerme un bocadillo con algo de fiambre que había comprado, y cuando me arrimé a un barranquillo a tirar las pieles del salchipón, vi aparecer de la nada 3 enormes paredes. Fue rotunda mi sorpresa cuando me acerqué a ellas.

A5: ¿Qué ocurrió?

P: Vi decenas…, cientos de fisuras que iban hacia el infinito. Roca arenisca y parecía todo virgen, no me lo podía creer.

A5: No ha pasado mucho tiempo y ya ha abierto muchas vías como por ejemplo “El café de Palan (7c+)”, “La Superfisura(6b)” “La esencia de la vida(7a+)” y “Suicidas(8a)” ¿Qué posibilidades nos ofrece “Piedras Rojas”?

P: Infinitas. Es impensable el número de fisuras que se pueden llegar a abrir. He encontrado las mejores fisuras de mi vida, en una de las mejores rocas que se pueda pedir. Muy adherente y poco agresiva…

A5: ¿Qué fisuras predominan?

P: Quizá las fisuras de manos aunque, sólo se han abierto hasta ahora 34 vías. Quiero decir, quedan por abrir muchas chimeneas, off widths, micro fisuras, etc…

A5: ¿Qué recomendaría a la gente que vaya a escalar a Piedras Rojas?

P: Muchos friends y de todos los tamaños. Mucha agua, sobre todo los meses de más calor. Y disfrutar mucho.

A5: ¿Cuál es su vía favorita de Piedras Rojas y cuál es su próximo proyecto allí?

P: Creo que una de las vías más bonitas y representativas es “Crack’ n’ up(6a)” y mi próximo proyecto pasa por encadenar “Ahí voy que me esnuco” posiblemente 8a+ de fisura de dedos brutalmente desplomada.

A5: Muchas gracias.

P: Gracias a vosotros, os espero en “Almería”

05 febrero 2006

Examen de 1º de EGB



El pasado sábado se celebró el examen final de 1º de EGB. (ver La EGB a pedales)

Material permitido para realizar el examen:

  • 1 Cinta tubular de 600cm.
  • 1 Anillo para reunión de 120cm.
  • 1 Cinta plana de 30cm.
  • 12 cintas expres.
  • 1 cinta "frog".
  • 3 mosquetones de seguridad.
  • 1 cabo de anclaje "slide" (regulable).
  • 1 par de mitones.
  • 1 par de rodilleras.
  • Casco.

Durante este curso se tomó por primera vez contacto con los estribos y sus diferentes técnicas. El examen final consistió en utilizar las técnicas dadas para subir hasta la cima del Tolmo. Para ello, cada alumno debe de saber construir su propio estribo con el material permitido y subir con una metodología clara.

Todos los alumnos que hayan superado el examen de 1º de EGB, pueden matricularse a partir del Lunes día 6 de febrero en 2º de EGB. Aquellos alumnos que no superaron el examen, deberan de repetir la prueba el día 12 de Febrero a las 10:00 de la mañana con el profesor adjunto Dr. Climber y Marley. Las tasas de matriculación y examen deberan de enviarse a la cuenta Suiza que ya conoceis. Muchas gracias.

01 febrero 2006

Lafaille





Vía Lafaille

FOTO: PHILLIPPE POULET
WWW.DESNIVEL.COM



FOTO: PHILLIPPE POULET


Cronología de la escalada
lunes 12 febrero 2001

- Salida desde Chamonix por el remonte de Grands-Montets y aproximación a los Drus con esquís (a 2600m).
- Escala cinco largos de A2 y uno de A5 superando tres largos de mixto de hasta M7. ( Remontando la cuerda fijada hacía como un año por él y Jerôme Arpin. Estuvieron entonces 5 días en la pared para escalar estos 5 largos. Tuvieron que abandonar por el mal tiempo)
- Fija la hamaca a 2980m.
martes 13 febrero

- Escala dos largos (A3 y A4) y llega hasta una altura aproximada de 3100m.
- Fija cuerda y baja a 2980m. a dormir.

miércoles 14 febrero
- Mueve la hamaca hasta los 3100m.
- Escala un largo de A1 y fija cuerda.
jueves 15 febrero

- Escala dos largos de A4 y llega a una altura de 3200m.
- Fija cuerda y regresa al vivac a 3100m.

viernes 16 febrero
- Escala un largo con péndulo para alcanzar la arista iquierda del diedro Mailly.
- Otro largo de travesía para alcanzar el fondo del diedro y escalar hasta los 3230m.
- Mueve el vivac y lo fija a 3230m. de altura.

sábado 17 febrero

- Dos largos de V+ y A1 comunes a la Directa Americana alcanzando los 3350m.
- Fija cuerda y desciende hasta los 3230m. donde fijó la hamaca.

domingo 18 febrero

- Dos largos, uno de A4+ y otro de A2 hasta los 3430m. para salir entre el diedro de la vía Mailly y el famoso diedro de 90 metros de la Directa Americana.
- Fija cuerda y mueve la hamaca a los 3400m.
- Un helicóptero le proviene de fruta, pan fresco y de un nuevo teléfono.
lunes 19 febrero

- Cambia el timpo y las predicciones anuncian fuertes vientos del norte... Jean-Christophe decide salir de ahí cuanto antes y escalar todo lo rápido que pueda, abandonando para ello una parte importante de su equipo. Lafaille decide alcanzar la cima de la Cara Norte por el diedro Allain, pero falla al alcanzar "l'epaule du Drus" y se ve de esta manera forzado a dormir a 3600m en la Cara Norte.
martes 20 febrero

- Jean-Cristophe pasa una noche terrible envuelto por el aire en una repisa. Soplando rachas de viento de hasta 100km/ h. y con temperaturas que bajaban de -30º. Hace mucho frío para escalar asi que está forzado a esperar hasta que la temperatura suba poco a poco. Luchando contra el viento, logra alcanzar "l'épaule du Drus". La cara Sur está aún venteada pero con 20 calurosos grados. Consigue llega a la base por la ruta normal y alcanzar el refugio de Charpoua a las 21:00 horas, donde se encontró con sus amigos David Autherman y Bertrand Delapierre.

miércoles 21 febrero

- A las 5:00 am. Jean- Christophe deja el refugio y con la ayuda de David y Bertrand, llega a Chamonix a las 10:00 am.





Existe-t-il un style Lafaille ? Est-ce une éthique ?

D'une manière générale, j'aime être polyvalent.Mes réalisations peuvent être opposées au niveau du style ou de l'entraînement, mais c'est chaque fois un investissement.
J'aime la performance, j'aime m'arracher les tripes et la tête dans chaque
réalisation. Se botter les fesses pour faire une voie dure en cascade de glace,
c'est intéressant aussi. Ce qui me plaît à l'heure actuelle, c'est de varier.
J'aurais du mal à rester hyperspécialisé toute l'année dans une seule et même
activité.S'il y a un style, c'est la recherche de voies nouvelles et dures,
c'est la solitude, le solitaire engagé en général.

Est-ce une éthique ?

"Oui, c'est un choix. Pas sur toutes les montagnes. Sur le K2, c'est un exercice de
style, parce que la montagne est très belle. J'ai une réelle volonté de " créer
" quelque chose. Vouloir laisser une trace sert à soigner son ego mais, au-delà,
c'est une forme de respect à l'égard de ce genre de montagne. Finalement, je
serai peut-être très content de faire le K2 par la voie normale mais l'esprit
est de tenter quelque chose qui n'a pas été fait, ou alors de refaire une très
belle voie. Du côté chinois, il y a une ligne naturelle magnifique.

Sur l'Everest, une ou deux lignes aussi m'attirent particulièrement. C'est une forme
de jouissance, d'aboutissement, d'arriver au sommet de montagnes pareilles par
des voies esthétiques, en étant le plus autonome possible. Si ça se trouve, je
serai très content de passer par la voie normale."

Jean Christophe Lafaille